Publicidad Programática ¿En qué consiste?

Publicidad programática es uno de los términos más utilizados últimamente en el ámbito de la publicidad digital, y sin embargo, existe un gran desconocimiento y muchas dudas sobre el mismo.

Desde este humilde blog vamos a aportar nuestro grano de arena para ayudar a evangelización de la publicidad programática, explicando en qué consiste, aclarando dudas, y difundiendo novedades. Además de los recursos que encontrarás en PedroRobledo.com, hemos formado un grupo en LinkedIn que ya alcanza los 300 profesionales interesados en la publicidad programática. Puedes formar parte solicitando el acceso aquí.

El mundo de la publicidad está cambiando. Hasta ahora se compraba exclusivamente de forma tradicional, involucrando a equipos de negociación, de planificación, media buyers, y por supuesto equipos comerciales por parte de los medios. Todo el mundo se ponía de acuerdo plasmando condiciones de la compraventa en una orden de compra.

Pero la tecnología ha provocado la disrupción del mercado de publicidad digital. Ahora, gracias a la publicidad programática es posible maximizar la eficacia y la eficiencia de la compra de un inventario que no para de crecer.

Quizá la definición más utilizada para la publicidad programática es la que dice algo así: La compra programática permite al anunciante personalizar los impactos publicitarios que realiza a la gente adecuada, en el momento adecuado, en el contexto adecuado. Todo ello de forma escalable, y optimizable en tiempo real, asegurando la eficacia y la eficiencia de la compra de inventario.

Esto implica, en primer lugar, la aplicación de tecnologías que vienen a desintermediar, y por tanto, a eliminar los equipos de planificación, las fuerzas comerciales, etc. y sustituirlos por otros profesionales con conocimientos y habilidades distintas.

La clave es la capacidad de los algoritmos matemáticos para tomar decisiones de compra y precio en tiempo real de forma masiva, en función de los datos (la famosa “data”) que las tecnologías recogen y procesan para cualificar la impresión y precisar el target y el momentum en el que se encuentra el usuario,  en función de las estrategias y parámetros que siempre dependerán del factor humano.

A día de hoy, la forma mayoritaria de comercialización es la clásica. Pero el crecimiento que está experimentando la publicidad programática hace pensar que dentro de muy poco tiempo la compra programática supere muy ampliamente a la compra tradicional, que quedará relegada a un ámbito muy específico donde es complejo estandarizar, como por ejemplo, las acciones especiales.

Para aprender más sobre publicidad programática puedes leer los siguientes artículos:

Publicidad programática: Los tres grandes retos

Publicidad programática y RTB: Aprende a distinguirlos

Publicidad programática: La importancia de los algoritmos

Introducción al Audience Extension o Look-Alike Audience

Publicidad programática: Header Bidding explicado de forma sencilla

 

Compartir es gratis... Tweet about this on Twitter1Share on LinkedIn7